miércoles, 15 de mayo de 2013

OS MERECEIS UN REGALO: "Esta noche soñé"

Esta noche soñe que moría. Pero era una muerte extraña : ni por enfermedad, ni por accidente, ni por suicidio...Era una muerte dulce, una muerte deseada. En mi boca una sonrisa, como dicen que les ocurre a los congelados. Era una muerte esperada y anhelada, Dios al fin, me había hecho caso y me había matado. Pero a destiempo. Soñé que una vez muerto lloraba, y le decía a Dios : ¿Porqué ahora? ¿Porqué cuando me empezaban a ir bien las cosas? ¿Porqué cuando estaba curado?

Porque ésta era tu hora, ahora que habías dado el paso de creer en mí, te he llamado, aquí me haces falta.

¿Falta?

Tengo ciertas capacidades más que los humanos, pero no puedo evitar que lleveis siglos matandoos porque creeis en varios Dioses cuando sólo hay uno, que soy yo. Sufro al veros tan perdidos, con tantas injusticias. Tengo la facultad de marcar el nacimiento y la muerte, aunque no siempre lo hago. Y de influir sobre los actos de ciertas personas, pero no sobre todas. Yo creé a Gandhi, a Malcolm X, a Martin Luther King... He creado poetas y pintores, fabuladores y héroes, pero no los he creado del todo, su soplo vital estaba dentro de mí, sólo tuve que darles forma.

¿Y las teorías? La gravedad, la evolución, la relatividad...

Sí, yo dí forma a sus descubridores, Einstein se me resistió mucho, no creas. Nunca había dado vida a una inteligencia tan brutal. Pero conseguí mezclar varias inteligencias en una y creé la mente de Einstein.

¿Es cierta la teoría de la evolución?

Si conjugamos a Darwin con Kropotkin, sí. Pero los neo-darwinistas lo han estropeado todo, aplicando a lo social, lo económico y lo político eso de “el pez grande se come al chico”, algo que Darwin nunca dijo. Ya ves lo impotente que soy, inventé a Darwin para explicar muchas cosas, y no imaginaba que su teoría acabara como excusa para el capitalismo.

Entonces no es cierto que creaste el mundo en siete días...

Esa es una fábula. Creé el mundo, sí, pero lo dejé en su mayoría al libre albedrío, aunque ahora me arrepiento, la verdad. Hay demasiadas manzanas podridas ente los ricos y los dirigentes, pero eso ya no puedo cambiarlo, solo mitigarlo. Creé al Ché Guevara, pensando que era un camino hacia una sociedad más justa, pero Fidel Castro estropeó toda su filosofía. Sentía al Ché como a un hijo, y lloré cuando le mataron.

¿Y no pudiste evitarlo?

Eres Cabezón, eh? Ya te he dicho que puedo influir en ciertas cosas, pero que os dejé al libre albedrío, y eso no lo puedo cambiar.

Vale, comprendido. Ya que me vas a dedicar un tiempo, tenemos que charlar sobre la virginidad de María, sobre tu hijo Jesucristo, sobre la vida en otros planetas, sobre el Big Bang, sobre porqué no te manifiestas claramente y lo dejas todo a una cuestión de fé, sobre la ciencia...sobre muchas cosas.

Vas a acabar sabiendo más que yo, dijo con cachondeo. ¿Sabes porque quiero que mueras para estar a mi lado?

Te iba a decir que porque eres un cabrón, pero te mereces mi respeto.

Vaya, gracias por ser tan condescendiente – dijo riéndose

Yo no te creé, naciste de tu madre y tu padre, completamente ajeno a mis designios. Pero ya de pequeño llamaste mi atención, y empecé a seguirte. Hubo momentos malos en tu vida, momentos en los que me pediste que te matara. Pero no me lo pedías a mí, porque no creías en mí. No tengo ni idea de qué fue lo que te convenció de que yo existía, pero una vez dado el paso, te he matado porque necesito tu alma.

¿Mi alma?. Pues no sé qué ves en ella, la verdad...

Los adultos por lo general están corruptos, pero aquí tengo un pequeño grupito de almas adultas que son nobles, sencillas, limpias e inocentes. Y quiero que te unas a ese grupo. Son mis asesores más fieles.

¿De verdad soy así? No lo creo, sinceramente...

Porque no te puedes ver desde fuera. Tienes un alma blanca, totalmente blanca, por eso te quiero aquí.

¿Podemos seguir charlando? Tengo muchísimas preguntas...

Tranquilo, las resolverás todas cuando estés en el cielo.

Aún no estoy?

No, sólo has muerto, pero tu alma aún no ha trascendido. Y eso duele, te advierto. ¿Listo?

Que remedio...

De repenté entré en un torbellino, escuchando el "Interstellar Space" de Coltrane acelerado al máximo, una música horible pero bella. Sentía agujas, no agujas, clavos insertándose en cada poro de mi piel. El torbellino de mil colores y formas también dolía, era como una segunda piel escamosa, no hacia afuera sino hacia adentro. De repente, alguien empezó a tirar de mi cabeza hacia arriba, separándola del cuerpo, intentando separarla para siempre. Sentía como los tendones se estiraban, las venas, los músculos, los nervios...Mi cuello debía de medir 100 metros. Y entonces rompió, rompió sin salir sangre, sólo un fluído blanco y lechoso.
Y  fueron a por mi corazon. Un cilindro hueco se clavó en mi pecho, doliendo horrores, extrayéndome el corazón, succionándolo.
Y cuando sentí que volvían a insertarme la cabeza para que viera todos los horrores del mundo...

Desperté sudoroso, chorreante, mi camiseta era un lago helado, me la quité y la arrojé al otro lado de la habitación. Cogí otra del montóncillo que siempre tenía junto a la cama, y a tientas me puse la bata. Por fín, con miedo, me decidí a encender la luz. Respiré con profundidad, me palpé el lado izquierdo del pecho : un latido acelerado pero normal. ¡¡Estoy vivo!!, grité. Miré mi pobre y solitaria habitación, y todo parecía estar en su sitio. Cogí el CD de Tormentas Imaginarias de 091 y lo puse en el reproductor, necesitaba algo de rocanroll.

Y de repenté reparé en ello : en la pared de frente a mi cama había...había...un triángulo con un ojo en su interior. Me guiñó y le saludé con otro guiño. Son insondables los caminos del señor...



Dedicado a 091, la única banda de rocanroll que ha merecido la pena en este país.

11 comentarios:

  1. Extraño por lo secuenciado el sueño, pero ya sabemos que los sueños, sueños son. Supongo, que dependiendo del momento, pueden ser terroríficos, angelicales, seudocientíficos, chistosos o todo ello a la vez. A ti te salió un sueño de esos; completo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  2. Binvenido a tu casa, Alfredo. En la nevera hay birras.

    Tenía que ser bastante secuenciado porque sino nadie iba a pillar ni oxtias. De hecho el borrador era un puto kaos fragmentado, y me dí cuenta de que ese no era el camino.

    Mi pretensión era pintar un Dios cercano, cachondo, y de capacidades limitadas, y creo que eso lo he conseguido.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Cuando sueñes con el diablo intenta no mirar a la pared...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, sí, Sarco, tienes razón, no me vaya a encontrar con mi propia imagen crucificada o algo así...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Ostras tremendaaaa conversación!!!!!!Sinceramente....voy a empezar a cambiar para no pertenecer a ese grupito que tan sabiamente tiene ahí separado jajajajajajajajja.
    Me encantó!!!lleno de movimiento y frescura, ligereza y en ciertos momentos hasta cierto agobio por la situación que cuenta. Genialllllllll. Milllll besitosssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  6. Un honor, Midala!!! Veo que le has pillado el punto cachondo, ya que admite diversas lecturas. Tus halagos son savia fresca para mí. Espero que nos sigamos leyendo, en tu blog y en el mío.

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  7. ¿Y de mí no habló ese Dios? Ya notaba yo que me tiene manía...

    ResponderEliminar
  8. Jajaja, Moisés, no seas egolatra ;-)), si ni siquiera me habló de su hijo...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado, es divertido, original, provocador y anima gozosamente a reflexionar sobre ciertas cosas. Un aplauso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tus elogios, Rume!!! Animan a seguir...

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado mucho, vuelves a superarte. La teoría que encierra el relato es muy próxima a las ideas que yo tengo. Eso sí, evidentemente esto ha sido un sueño y no real porque Yo nunca te he dicho esas cosas.

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!