viernes, 28 de junio de 2013

La Mar y La Música

La mar
acogedora
El mar
devorador

Nos ofrece sus dos caras
la que disfrutan los enamorados
y también
la que lloran las viudas
de los naufragados

Y cuando en ella nadie te da
"shelter from the storm"
mejor que contemples tu vida
y te encomiendes al santo
de tu devoción

Es Dylan
quien te inspira los versos
pobres y escasos
pero a la postre versos
versos que huelen a salitre
y a barcos de arrastre

Versos ante los cuales
Miles Davis
lloraría tres veces
Un Miles Davis
que con su sensibilidad de los cincuenta
añadiéndole su fiereza de los setenta
él solito define el Jazz
Ese que me apasiona, ese Jazz
que está siempre en mi vida
Ese Blues que me puede atrapar dos años
sumergirse en el infinito
y luego regresar tan fiel como antaño

Blues
Rock
Jazz
Miles

Dylan

No necesito nada más
para ser feliz
nada más
jamás
Salvo que el creador
me envíe a ese amor
que tanto añoro

Y si me quieres
transportar al infinito
dame la mar como complemento
y seré rico

Rico como fue Miles
Rico como es Dylan
y se lo merecen
por alegrar almas
que de otro modo perecen.



5 comentarios:

  1. Me gustan estos versos mezclando todos tus amores.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. La música y la literatura, dos formas de arte más unidas de lo que muchos creen. Me gustó.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS A L@S DOS POR PASAROS!!!

    La idea era dedicarle un poema a La Mar y a Dylan, pero se me fue hipertrofiando...

    Totamente de acuerdo Humberto, tanto en los versos del archirrepetido, como en "El perseguidor", son dos comuniones perfectas

    Me alegro de que os haya gustado a l@s dos

    SALUD!!!

    ResponderEliminar
  4. He tenido la suerte, de vivir la musica desde pequeñita, mi padre era un enamorado del jazz, desde que nací he vivido en ciudades con mar,así que estos versos me han parecido preciosos, transmites muy bien ese sentimiento.
    Es un suerte, tener el mar al alcance de la vista, disfrutarlo,olerlo y respetarlo, cosa que esto ultimo, muchos no lo hacen y así nos va.
    Gracias sastrecillo,por relatos como este, cuidate.Besos

    ResponderEliminar
  5. Gracias anónimo/a por participar!! Precioso comentario, y real como la vida. Lo la falta de respeto al mar viene de la concepción judeocristiana del mundo, en que toda la tierra y sus plantas y animales eran propiedad del ser humano. Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!