lunes, 26 de agosto de 2013

De entre todas las estrellas...

...encontré la más brillante

Sólo ella
la del corazón fulgente
la del alma límpida
mi compañera
Qué azaroso destino
me llevó a ella
lo desconozco
pues carezco de sus virtudes
y abundo en sus defectos
¿Qué extraño designio
reluciente
la llevó hacia mí?

El caso es que
esa estrella
esa estrella que era para mí
eras TÜ

sábado, 24 de agosto de 2013

EL AMOR

Yo ya planeaba un futuro no muy lejano de estancias en banquitos de la calle y mirar las obras.

A los 46 y con mi enfermedad...¿Quíén me iba a querer?

Llevaba 13 años sin amor, sólo 3 breves historias que ocupan lo que una coliflor.

¡¡ Y aparece  !! Ella. Todas las vibraciones son buenas, es una buena chica, ahora a cuidarla y que dure.

Nos podemos tirar 3 horas abrazados y cargar energía para una semana.

¿Es amor? Pues sí, ES AMOR, y creo que puede mantenerse muchos años.

SOY FELIZ !!!

miércoles, 21 de agosto de 2013

Jimmy Rushing, Helen Humes...y COUNT BASIE (claro)

El puto amo del Swing, pese a quien pese. Y con un talento inusual para fichar cantantes. Sí, este es un blog de relatos y tal, pero no puedo evitar que mi obsesión musical se cuele aquí y allá.

El Conde es lo que suena obsesivamente en mi reproductor estos días, y es que no hay mejor música para los rigores estivales.

Con su clásico One O'clock Jump os dejo:



TERMOSTATO

Recuerdo haber escrito una oda al calor cuando entró, mágicamente, la noche de San Juan. A temperaturas de 30-35 -o incluso más- he sido feliz como caracolillo en lechuga. Pero todo tiene un final, y ayer a las cuatro y cuarto de la tarde mi termostato hizo ¡plof! y pasé a ser uno más de los gallegos que se quejaban de la caló duranté los dos últimos meses.

Como por sortilegio, hoy las temperaturas han bajado 7 u 8 ºC, y mi termostato vuelve a estar ajustado. No estaría mal un par de días así, y luego vuelta al duro estío.

Supongo que Ourense ya no aparece en las noticias, y la playa de Samil tampoco. Espero que volvamos a aparecer. De entrada para el lunes ya dan 29, que son 35 reales por la caprichosa ubicación del Observatorio Meteorológico de Vigo, en un valle a 500 metros de altura.

Pensaba, con mi chica (sí, mi historia de amor sigue alive and well), ir a hacer ejercicio al Parque de Castrelos, pero con estas temperaturas  es mejor colocar la cabeza a la altura del ventilador.

Anyway

¡¡ VIVA LA CALÓ !!

MIENTRAS HAYA POETAS...

Inverosimil resulta
un mundo sin poesía
magia perdida
atroz desenlace


Inverosimil pues
la palabra perdida
La dicha que produce
en el alma inquieta
la curación poética
el bálsamo de la lírica


Quizás aparente
que las buenas gentes
se apartaron de la poesía.
Hace años
que pensamos
que la poesía no es un arma arrojadiza
sino un pecio del pasado.
Quizás aparente...


Pero enfréntalos
a un Unamuno, un Borges
y verás como las anclas
que ataban sus mentes al vacío
anclas de pura pereza
se deshacen en fluído.


Y mientras tanto ahí permanece
la poesía, agazapada y oculta
lista para destruir
a esta sociedad infame.
Párrafos de la más hiriente punta
frases en las que anidan sierpes
ritmos de metrónomo trastornado 
letras que ocultan malquereres.


Vencida pero no derrotada
la poesía
surge con fuerza 
en cada niño que recita a Machado.


Y a pesar de un mundo
injusto
los libros se abren
se palpan
se huelen
se disfrutan como regalo y regalado


Como dijo aquel
por mí olvidado
La poesía no necesita
de jueces o fiscales
si acaso de testigos
pues la poesía
se defiende sola.


Quiero dedicar esta poesía al Maestro Miguel Hernández, poeta universal de quien todo ya está dicho, y que nos regaló, en abundancia, sus versos.

domingo, 18 de agosto de 2013

RELATO: La taza pegada a su mano

Estaba siempre con una taza de café pegada a su mano izquierda. Bebía de 16 a 18 cafés diarios. Pero no hablamos de tacitas de café, sino de una señora taza en la que cabrían 4 ó 5 tacitas. Lo que, según las zonas, se conoce como poto, o tazón, o pocillo. Si había algo permanentemente encendido en su casa era la vitro con una gran cafetera italiana encima. Y dormía como un bebé.



No era un “connoiseur”, sólo sabía -a base de ensayo y error- que su café favorito era el de Guatemala, que sólo se podía encontrar en una pequeña y aromática tienda del casco viejo especializada en tés y cafés del mundo entero. Allí se sentía mejor que en casa, con todos esos deliciosos perfumes envolviendo su aura. A veces compraba una pequeña cantidad de algún té que le recomendaban especialmente, y le gustaba, pero para él, nada en el mundo era superior al café de Guatemala.



Siempre estaba tentado de viajar allí para ver el cultivo, los procesos...pero ya hacía un importante desembolso económico en ese caro café, que ni para libros ni discos -su gran pasión- tenía. Por cuasualidad, en su amado casco viejo, en una calle perpendicular a la tienda, se encontraba la Biblioteca Municipal, y en cada visita a la tienda se llevaba 3 libros y 5 Cds, lo máximo permitido.



Una noche se sintió raro: no podía despegar el asa de la mano. No se intranquilizo: volco el café restante en la fregadera, y se fue a dormir pensando que era simplemente un agarrotamiento muscular. Cuando despertó, la taza seguía en su mano. Y no podía separarla de ninguna manera: probó con vinagre, aceite, mantequilla, jabón, lejía, desatascador, hielo...no había forma. Ahí si que empezó a preocuparse. Acudió a urgencias y, tras diversos tratamientos de choque, le confesaron que no habían visto nada más raro en vida. Según las radiografías todos sus huesos se encontraban bien, y el tejido muscular estaba en buenas condiciones.



Se acercó un cirujano,y, con bonitas palabras, le dijo que la única solución era amputar en parte dos de los dedos de su mano izquierda. Él sonrió ampliamente: ¡Por fin podría tocar la guitarra como su amado Django Reinhardt!

lunes, 12 de agosto de 2013

15.000 x 50

En algo menos de 6 meses he alcanzado las 15.000 visitas y 50 seguidores, no esta mal, verdad? Y por aquí seguiremos...

domingo, 11 de agosto de 2013

SONRIE !

Hoy he visto en la esquina de mi calle esta pintada que ayer no estaba. El texto completo dice "SONRÍE!13!". El significado de la cifra se me escapa (quizás están numerando las pintadas que hacen) pero el significado está claro: la sonrisa es lo único que no nos pueden robar ya.

Reproduzco un texto que publiqué hace un tiempo:

SONRISAS

Te paseas por la calle y ves a la gente reir. ¡Que cosa tan bonita regalar una sonrisa! Es bello, es dulce, es tierno. Los niños se acercan para tocarte, con timidez, quizás para asegurarse de que eres real. Los padres te miran con extrañeza pero también ríen. Pero son sobre todo los veteranos a los que alegras el día Ya no temen a nada, ya lo han visto todo, ya han vivido mil vidas, así que no temen acercarse y charlar contigo.

Cuando les dices que estás en cuarto curso en la universidad te echan una ojeada entre incrédula y sorprendida. “Yo pensaba que pedías dinero”. Bueno, la verdad es que a un estudiante no le sobra, pero no, sólo quiero regalar sonrisas porque me siento muy feliz.”¿Y porqué estás feliz, niño, en estos tiempos de crisis?” !Pues porque mi novia está embarazada! -le contestas. “lo más bonito del mundo es tener un hijo” -te comentan mientras te hacen un hueco en el banco- “Te pueden dar disgustos y sufrir por ellos, pero cuando les van bien las cosas disfrutas más que ellos, aunque no se den cuenta. Haceis muy bien ahora que sois jovenes, sino pareceríais sus abuelos”. Otro te pregunta : ”Pero en estos tiempos y aún sin acabar la carrera...No os da miedo?” Los dos tenemos la filosofía de que si quieres trabajar, trabajas, aunque no sea de lo tuyo. Quizás no le puedas dar a tu hijo todo lo que te gustaría, pero el cariño lo tiene asegurado. “Tienes razón, chaval, tienes las cosas claras y eres inteligente. Hoy en día muchos padres sustituyen el cariño por juguetes y regalos”

”Perdona que te haga una pregunta muy personal : ¿fue por accidente, o ibais a por él?” Íbamos a por él. Sabemos que no son buenos tiempos, pero cualquier tiempo puede ser bueno o malo según que actitud tomes ante la vida. Los dos tenemos beca, y estudiamos ingeniería, yo química y ella industrial, y seremos de los primeros de la promoción, o sea que tendremos bastantes posibilidades. “que tengas mucha suerte, chico, y ahora seguir con lo tuyo, y que seais muy felices!” Gracias!.

Y yo seguí a lo mío, a regalar sonrisas. Había incluso gente que me quería dar dinero, pero yo les decía que no, que lo hacía por puro placer. Durante un rato estuve con un conocido del barrio que trabajaba haciendo pompas de jabón para los niños. Entre eso y la renta de integración social le daba para vivir, muy justito pero le daba. Mientras él hacía pompas yo hacía lo mío, y creo que le ayudé a ganar un dinerito extra.

Seguí mi camino, y según dejaba baldosas atrás lo hacía mejor: con los niños y sus padres, con los perros, con las personas mayores. Creo que todo el barrio rió, o al menos sonrío, aquel día. Eso me animó a repetirlo, y como cada vez lo hacía mejor y ya la gente se reía a carcajadas, seguí todo el curso haciéndolo. No había hecho un año atrás un curso de clown en vano. Una nariz roja, una peluca malva y un traje de payaso no cuestan mucho dinero, sólo tienes que recordar el curso e inventar nuevas payasadas. Pero siempre había sido el payaso de la pandilla, así que...

viernes, 9 de agosto de 2013

RELATO: El anartista


Gerardo no tenía una mente normal, si es que existe ese concepto. Era hiper-sensible, y frágil como el vidrio más delicado. Poseía una inteligencia y una intuición que se salían de las tablas. Era un solitario vocacional cuya gran afición y vía de escape era la pintura. Visitar la cochambrosa nave en la que trabajaba y almacenaba sus cuadros, era como visitar un museo de Pollock, Picasso, Miró...De nuestros días.

Pero él no tenía ninguna intención de venderlos, ni siquiera de exponerlos, simplemente los hacía por propìo disfrute. Vivía modestamente de una pensioncilla, y no he conocido persona menos consumista que él. Por mucho que sus poquísimos amigos y conocidos le dijéramos que aquello era genial y que se encontraría puertas abiertas de galeristas, compradores y museos en cuanto vieran una docenita de sus cuadros, el se cerraba cual almeja autista. Así que, simplemente, dejamos de insitir.

Gerardo, además, seguía la política con interés, algo paradójico en el aislamiento casi monacal en que vivía. Tenía una ideología que sus amigos llamábamos “anarquismo gerardiano”. No creía en las fronteras, las banderas, los ejércitos...Pero no se identificaba con ninguna organización ni sindicato, aunque a veces acudiera al Ateneo Libertario, lo suficientemente ecléctico como para dar cabida a sus a veces heterodoxas ideas.

Su única actividad, aparte de la pintura, era ir todos los días a la misma cafetería y leer todos los periódicos de las diferentes tendencias. No era conveniente para él, para su exagerada delicadeza y siendo un hombre naturalmente quebradizo, seguir la miríada de noticias estúpidas, desagrables y pringosas de eso que hoy en día llaman política.

Soñaba con una revolución, una revolución que acabara con todo el corrupto dinero. Aunque la famosa frase del Che “la revolución, o es armada o no es revolución” le atraía, su natural pacífico le hacia soñar con una revuelta con más amor que fusiles. Un levantamiento popular que consiguiera terminar con todas las sabandijas de los partidos políticos sin disparar un solo tiro. Y luego organizar una sociedad horizontal con representantes y portavoces, y no plagada de dirigentes y dirigentillos. Era utópico y factible a la vez.

Después de la cafetería, volvia a su cubil y ponía un disco de Bob Dylan. No tenía más discoteca que la obra íntegra de Dylan. Y en función del disco que eligiera, pintaba.

Empezó a frecuentar cada vez menos la cafetería, porque incluso los artículos de opinión estaban llenos de mierda, no había política, sólo prensa del corazón acerca de quién robaba más. Dejó de ir a la cafetería de puro aburrimiento.

Así, su único contacto con la realidad eramos sus -como dije- escasos amigos.

Aún de vez en cuando leía periódicos de diversas tendencias, pero cayó en una severa depresión cuando se convenció de que no sólo la revolución, si no cualquier cambio a mejor era imposible.

Tan aburrido y deprimido estaba, tan aburrido, que el río al que se tiró Gerardo era lo suficientemente profundo, lo suficiente como para que jamás encontraran su cadaver.

Hoy en día es una leyenda pictórica, y es su familia quien administra todo su legado, como con Jimi Hendrix. Deberíamos ser sus amigos quien lo hiciera, pero al menos...

viernes, 2 de agosto de 2013

VIVENCIA PERSONAL: Mientras la veo dormida.

Me despierto con una sensación que debería ser objeto de un poema, pero ya conoceis mi incapacidad para esa forma literaria. Es una sensación con la que se despiertan cientos de millones de personas en el mundo, y otros tantos sin ella.

Yo ya ni la recordaba, hace más de diez años de ella.

Sin más preámbulos : estoy enamorado y soy correspondido. ¿Trivial, verdad? Es algo tan cotidiano para mucha gente, que no aprecian su fortuna.

Ha sido una carrera de larga distancia la que hemos recorrido nosotr@s, carrera no sin obstaculos, todo hay que decirlo.

Pasados los 40 el amor es un juego peligroso, los cantos de sirena y los jugadores de poker acechan.

Afortunadamente hemos coincidido dos personas que creen en la calma; en que las cosas, para que resulten bien, tienen que crecer y hacerse despacio. Sería ridículo enumerar aquí el tiempo que nos ha llevado desde la primera vista hasta el amor pleno, pero no ha sido poco.Los dos estábamos de acuerdo en que esa era la forma. A los 20 te puedes enamorar de unas tetas y un culo, a los 40 necesitas conocer el alma de la otra persona. Y en este caso es un alma dulce y tierna, cálida y acogedora. Que lo ha pasado mal y tiene ganas de volver a vivir.

Podríamos ser dos naufragos que se encuentran y aferran, pero aún teníamos la suficiente cordura y esperanza como para saber que esto llegaría algún día. Era cuestión de tiempo y saber esperar a que la persona adecuada apareciese.

Y ahora two hearts beat as one y soy la persona más feliz del mundo.

Vivimos en la misma ciudad, a poco más de una hora andando, en dos pequeños apartamentos atiborrados de libros y una gata (el suyo) y de LPs y CDs (el mío). Tiene las obras completas de Borges, mi escritor favorito.

Y tengo un pálpito de que podemos ser muy felices.

OS DESEO AMOR !!!