sábado, 26 de octubre de 2013

Que GOZADA encontrar un CD que creías vendido !!

Cuando hice la última mudanza, hace 7 años y medio, llevaba años en una fase Jazzera absoluta, y creí -erroneamente- que jamás volvería el Rock, así que vendí todos mis vinilos y CDs rockeros.

Últimamente he estado -y sigo- escuchando bastante Rock, así que me hice un regalo tras la horrible experiencia del síndrome de abstinencia: la caja del "Sector 3" de RUSH (un trío que me flipó siempre, y la caja está de madre).

http://www.amazon.es/Sector-3-Rush/dp/B005ORVN1Y/ref=sr_1_1?s=music&ie=UTF8&qid=1382794479&sr=1-1&keywords=Rush+sector+3

Pues bien, resulta que rebuscando entre los discos de Fat Possum, para cambiar de ambiente y pinchar algo de Blues, ME ENCUENTRO CON "Different Stages", un triple en directo que estoy escuchando mientras escribo esto.

WARNING : Si hay alguien que lee esto y no está familiarizado con este grupo, que vaya con cuidado : lo suyo es el Hard Rock Progresivo, con unas estructuras complicadísimas, pero una vez que has penetrado en su mundo no puedes salir.

Escuchad algo en Spotify, con las orejas y la mente bien abiertas.

DISFRUTADLO!!!

jueves, 24 de octubre de 2013

LED ZEPPELIN

Les amo !!. Nunca les cito entre mis favoritos (The Who, UFO, Thin Lizzy, AC/DC, Dylan, Hendrix...) sencillamente porque juegan en otra liga, están por encima del bien y del mal. Son un regalo de los dioses..

Además, son la banda más honesta del Planeta. Cuando murió Bonham dijeron "se acabó", y se acabó. Desde entonces se han reunido 4 veces, a saber:

1) Live Aid
2) 40 aniversario de Atlantic Records, a petición expresa de Ahmet Ertegun, con quien les unía una fuerte amistad.
3) como homenaje a Ahmet Ertegun, a su muerte
4) El concierto del 02 en el 2007, para recaudar fondos para la ONG fundada por Ertegun. Con este concierto podemos alucinar gracias al doble CD y doble DVD. Se mantienen en plena forma. Como anécdota, para un aforo de 16.000 hubo ¡¡20 millones !! de compradores potenciales,así que decidieron  sortearlas.

Su honestidad no conoce límites. Les han llegado a ofrecer 200 millones de dolares por cabeza (Page y Plant triplicarían su patrimonio personal) por una gira de reunión, y nones.

Mientras Robert Plant mantiene una interesante carrera musical y John Paul Jones se dedica a producir, Page es el responsable de Mantener vivo el legado Zepp. A él le debemos el DVD del 2003, "How the west was won", "Mothership", el citado concierto del 2007, las BBC Sessions...

En principio estaba previsto que hacia finales de este año apareciera remasterizado todo el catálogo zeppeliniano. Ahora ni siquiera es seguro que aparezca LZ I. Jimmy Page es un enfermo de la perfección, y los fans a sufrir.

En fin, esto evidentemente no es un relato, pero hoy he vuelto a ver el concierto del O2, y reboso de amor por esta banda. Tenía que expresarlo.



jueves, 17 de octubre de 2013

Coltrane se limpia

(inspirado muy levemente en el episodio más oscuro y misterioso de la vida de John Coltrane)


Tomar la decisión fue fácil, pero sabía que el esfuerzo iba a ser titánico. Una cama y su saxofón como únicos compañeros. Y la luz del exterior, recordándole que había vida afuera, una vida a la que no quería volver.

Dejar la heroína, el tabaco y el alcohol de forma simultánea, era algo que no conocía a nadie que lo hubiera conseguido. Bueno, no es del todo cierto, tenía el ejemplo de Miles a principios de 1954, y Miles el ejemplo de Sugar Ray Robinson.

El 15 de Marzo de 1957 le dijo a Naima "estoy preparado", y dio ordenes a su esposa y su madre que no le dejaran salir de su habitación, hasta que él dejara salir el saxofón, esa sería la contraseña de que se había conseguido limpiar. Mientras tanto, sólo le darían comida y agua 3 veces al día. Así que la mañana del 15 de Marzo de 1957 se encerró en su habitación con un único objetivo : limpiarse.

Las primeras seis horas aproximadamente (se encerró sin reloj, para no mirarlo cada cinco minutos) fueron tranquilas: Estuvo sereno, ensayando con el saxo. A partir de ahí la vida empezó a doler hasta convertirse en un infierno. Lo primero que sintió fue una opresión en el pecho y un diafragma que subía hasta dejarle prácticamente sin respiración. Intentaba tocar el saxo y no podía, de sus labios sólo salía un hilillo de aire que hacia imposible soplar en su amado instrumento. Lo siguiente fueron los temblores. Empezaron imperceptibles y , cuando le pasaron la comida (sólo verduras y fruta, esa había sido su orden), apenas podía coger el vaso sin derramarlo, así que cogió la comida con la mano, era incapaz de manejar los cubiertos. A partir de ahí todo fue a peor : era capaz de manejar la falta de respiración y los temblores, pero el ansia de tomarse un whisky y meterse un chute eran abismales. Estuvo a punto de salir y decirles a sus 2 mujeres que no lo había conseguido, pero la fortaleza interior de Coltrane siempre había sido sobrehumana, así que aguantó e incluso cenó con apetito. Los temblores seguían, el ansia por tomarse al menos una cerveza era insufrible, pero ya había pasado la opresión en el pecho, así que tras varios intentos consiguió introducir la embocadura en el saxo y dedicarse a improvisar sobre standards de Gershwin y Porter. Era una música que siempre le había encantado, pero que raramente había tocado. Sin embargo, podía tener 200 ó 300 standards grabados a fuego en su cabeza.

Las improvisaciones podían llegar a la media hora o más, quizas prefigurando las larguísimas -de sonido bellamente horrísono- que haría a partir de 1963 aproximadamente. Aquella noche no durmió, ni siquiera lo intentó, sabía que no podría dormir ni 10 minutos. Así que dedicó la noche al saxo.

A la mañana siguiente, después de toda la noche entregado con esfuerzo al saxofón, y con el soporcillo del desayuno, consiguió dormir un par de horas, o eso calculó en función de la luz exterior. Los temblores seguían, el ansia por la heroina y el alcohol también, pero ese par de horas que consiguió dormir le animaron bastante. Empezó a pensar en Miles Davis y Sugar Ray Robinson, dos ejemplos de que dejar la heroína y el alcohol se pueden hacer "Cold Turkey" (a pelo), sin pasar por carísimos tratamientos que él no podría pagar. Conocía los riesgos: el Delirium Tremens y un posible fallo cardiaco: Pero sólo eran riesgos, no tenían porque ocurrir. Volvió a pensar en el que había sido su jefe en Prestige, Miles, que 2 años después de dejarlo era una mente jazzistica prodigiosa, un lider nato, y nadie hubiera dicho que en 1954 era un heroinómano, porque sus facultades mentales estaban intactas. Pensar en Miles le llevó a coger el saxo de nuevo después de comer,e interpretar desde standards tocados de forma literal a improvisaciones de una hora, e incluso componer alguna cancioncilla. Cuando anocheció se percató de que el ansia por el alcohol y la heroina se habian reducido, aunque seguían martirizándole. Consiguió dormir lo que el calculaba que fueron 4 horas. Y para no pensar en los tóxicos, volvió a coger a su mejor amigo.

Naima contaba que a veces se quedaba dormido con el saxo en la boca, y desde luego el "Cold Turkey" hubiera sido imposible sin la compañía de su mejor amigo. Afortunadamente no hubo rastros de Delirium Tremens, y aunque el riesgo de fallo cardiaco nunca era descartable, sentía que Dios tenía planes para él. Así transcurrieron 7 días, y al séptimo se levanto sin un sólo rasgo de ansiedad por el alcohol y la heroína. Decidió darse un par de días más de encierro para confirmar lo que sentía, y a la noche del noveno día depositó su querido saxo en el plato con las sobras de la cena.

Y cuando salió, ya limpio y sin ninguna apetencia, sino sintiendo un profundo asco por la heroina y el alcohol, dió unos profundísimos abrazos a Naima y a su madre y dijo : GRACIAS, DIOS. Pero no era un gracias rutinario como había dicho hasta ahora durante su vida anterior, era un Gracias profundo, sentido, REAL, penetrante, insondable, un Gracias que marcó un antes y un después, un despertar espiritual en un hombre que años después nos regalaría "A Love Supreme" y “Crescent”.



miércoles, 9 de octubre de 2013

Ana Botella Vs. Músicos Callejeros

Supongo que ya todos conocemos la fascistada de esta hija de su madre, así que me ahorro buscar enlaces.

Republico un cuento en el que ya predecía algo así...

ERIC, un Bluesman en Ponferrada


El Amor, esa fuerza que mueve el mundo.No sabía vivir sin el Blues; ni podía ni quería. Era tan esencial como su respiración, como el agua. Un hombre negro en Ponferrada no era algo habitual de ver, y menos cantando Blues con una voz profunda y poderosa, de barítono total. ¿Cómo había acabado en Ponferrada? Porque los designios del corazón son inescrutables.

Èl era de Memphis, Tennessee, ciudad de referencia para el Blues: la mítica Beale Street, donde se forjaron tantos talentos, No sólo B.B. King empezó su carrera allí, también Howlin' Wolf antes de mudarse a Chicago, Ike Turner, Junior Wells, el joven Eric Gales... Baste decir que en los libros especializados aparece un apartado dedicado al 'Memphis Blues'

Él (al que llamaremos Eric, aunque no sea ese su verdadero nombre), desde que vió las primeras fotografías de obras de Gaudí, quedó absolutamente absorto y su sueño fue viajar a Barcelona. Tenía una posición económica muy desahogada, era Catedrático de Derecho Romano en una de las universidades de su ciudad, pero carecía de vicios -aparte de tocar y cantar Blues- y provenía de una familia humilde que le había inculcado el ahorro por encima de todo. Y él siguió esa máxima, de forma que a sus 42 años tenía algo más que un buen pico bien colocado.

Y entonces Eric tomó la decisión de dejar su posición en la universidad y viajar a Barcelona. No sabía si se quedaría allí, o quizas recorriera Europa, el continente mítico para los norteamericanos. Pasó una relativamente importante cantidad de dinero a un banco español. Y tocaría y cantaría en la calle o en conciertos, incluso quizá se podría formar un trío con musicos locales, que en Barcelona debía haberlos por miles. Lo de tocar en la calle le atraía no sólo por el placer, sino por ganarse unos dineritos, que los ahorros se acaban. Lo que él no sabía es que el gobierno ultra-conservador acababa de aprobar una ley en cual se prohibía "cualquier actividad callejera con fines económicos".

Así que llegó a Barcelona y al tercer día de estar tocando en la calle se le acercó una pareja de policias y le dijo que eso era ilegal. Entendió perfectamente porque hablaba castellano, así como francés, alemán, ruso e italiano. Su otro gran hobby eran los idiomas. Pero no entendió la ley, en todo Estados Unidos era legal tocar en la calle, y él consideraba que Europa era más liberal. Pero le pusieron una multa de 200 euros, multa que pagó religiosamente, en la erronea creencia de que pagando esa multa ya había cumplido.

Eric era un hombre de suerte, siempre lo había sido, tenía estrella. Así que fueron muy pocas las veces que la policía le sorprendió ejerciendo su actividad, pero una multa de 200 euros cada vez le parecía injusto. Era un hombre de convicciones profundamente democráticas, y cumplidor de las leyes, siempre que fueran justas, y ésta no lo era. Así que decidió no pagar las multas, y que pasara lo que tuviera que pasar. Alternaba su actividad musical con largos paseos por Barcelona, visitando y re-visitando obras de su amado Gaudí. En La Sagrada Familia y en el Parque Güell no pudo contener las lágrimas.

Compró un completo libro sobre la obra de Gaudí, así tuvo un necesario catálogo de todo lo que el arquitecto regaló a Barcelona, repleto de explicaciones sobre cada obra. Eso le sirvió para volver a cada una de ellas y apreciarlas exhaustivamente.

Cuando llevaba cerca de un año en Barcelona pensó que quizás era hora de levar anclas e instalarse en otra ciudad europea. París le atraía sobremanera, y en Francia no existía esa estúpida ley. Pero...

empezo a tener una fan diaria, que permanecía todos los días de 5 a 8 disfrutando de su música. Pronto empezaron a charlar. Ella estaba en barcelona e iba a permanecer allí casi 3 semanas más, cogió su mes de vacaciones y lo dedicó integramente a Barcelona, su ciudad soñada. Sólo tenía una vaga idea de lo que era el Blues, habitualmente escuchaba música comercial de las radiofórmulas. Pero el potentísimo estilo de cantar y tocar la acústica de Eric le habían seducido sobremanera. Al poco estaban viviendo un romance. Ella era de Ponferrada, funcionaría del Ayuntamiento en asuntos sociales. Cuando se tuvieron que separar por el final de las vacaciones de Esther (tampoco es su verdadero nombre), ella lloró angustiosamente, pero Eric le dijo que en un par de semanas estaba en Ponferrada, sólo tenía que solucionar algunos asuntos. Fue al ayuntamiento y solventó el tema de las multas. Tenía siete, 1400 euros que pagó a tocateja, y así quedó libre.

No pasaron 5 días antes de viajar a Ponferrada. Fue al ayuntamiento, preguntó por asuntos sociales, y cuando Esther le vió entrar por la puerta sufrió un desvanecimiento. Una vez repuesta, el abrazo que se dieron fue más que de oso.

Ponferrada es una pequeña ciudad de casi 100.000 habitantes en su área metropolitana, repleta de historia y monumentos, la ciudad de los templarios. Esther no le había contado nada de eso, y Eric se sorpendió muy gratamente. Además, el Gobierno Municipal era de izquierda pura y, entre otras cosas, la policía municipal tenía orden de no molestar a los músicos callejeros.

Eric compró 3 libros sobre los Templarios y no cesó de maravillarse en esta ciudad monumental. Siguió tocando en la calle, pero empezó a poner carteles de "Guitarrista y Cantante de Blues busca bajo y batería". Pronto tuvo 2 llamadas y alquilaron un garaje para ensayar. Eric tenía dinero más que de sobra para  insonorizar el local, y solicitaron el pertinente permiso municipal, que obtuvieron casi al instante. Lo que quedó claro desde el principio es que la acústica de Eric, incluso con amplificación, no sonaba lo suficiente. Así que compró una Fender Telecaster (el mismo modelo que su admirado Albert Collins) y un potente ampli Marshall. Desde los primeros ensayos con esta nueva guitarra quedó claro que eran un super-grupo. El nombre, que encantó a los otros dos, lo tenía en le cabeza Javier-nombre real-, el bajista, hace años : "Black House Burning". Consiguieron unos pocos bolos en Ponferrada, Astorga, León, y su nombre se extendió pronto por todo Castilla-León y por la cercana Galicia, tocando en Vigo, Santiago y Coruña. Llegaron incluso a tocar en Madrid, donde les surgió la posibilidad de un contrato discográfico con la casi recién nacida "Electric Blues Records", discográfica centrada en el Blues eléctrico, pero tambien abierta al acústico y al Jazz. Y lo más importante, tenían contrato de distribución con Universal.

Así que entraron al estudio y grabaron todo en primera toma, nada de Pro Tools ni leches. El repertorio estaba compuesto todo por versiones, ya que aunque tenían 7 temas propios, aún no estaban maduros. Así que tiraron de Albert King, Albert Collins, Gary Moore (a cuya memoria dedicaron el disco), Rory Gallagher, John Mayall, Chis Duarte, Eric Sardinas...El repertorio habitual de los conciertos.

A pesar de los bolos y ensayos, Eric tenía tiempo suficiente para estar con Esther. La compatibilidad era tan grande que a los seis meses ya estaban viviendo juntos, en un apartamento de alquiler que les sedujo a los dos inmediatamente. Eran 90 m2 sin ninguna separación por tabiques, sólo por alturas.

Lo que nunca dejó Eric fue de cantar en la calle con su acústica, porque le encantaba, y porque la gente de Ponferrada era muy generosa, probablemente como respuesta a la injusta ley del Gobierno central.

Quedó demostrado que Eric tenía estrella, había encontrado a Esther y a Black House Burning, y las ventas del disco iban fenomenal. Sí, el Amor es la fuerza que mueve el mundo...y la música es amor. Como apropiadamente canta Anthony Gomes “Love is the Answer”

domingo, 6 de octubre de 2013

(micro) MIL CARAS, MIL ESPEJOS

Desde hacía bastantes años temía padecer paranoia o incluso esquizofrenia. Al fin se decidió a acudir al psicólogo, que le sometió a un tropel de tests, y concluyó que no padecía ninguna enfermedad mental. Pero él siguió sufriendo mil rebotes por las calles, caras que eran su espejo, caras que le devolvían la suya propia, y que se mostraban tan asustadas como él al encontrar a su sosías.

Probablemente todo empezó hacía unos diez años, pero en sus inicios no le dió la menor importancia, al fin y al cabo es muy común que alguien nos diga ¡¡ Cómo te pareces a 'X' !!. Pero cuando con el tiempo el fenómeno se fue intensificando llegó a la situación con que iniciamos el relato.

Estaba muy preocupado, a un paso de la locura, eran cientos de fotocopias suyas las que recorrían la ciudad.

Un día me lo encontré y me dijo que se encaminaba a su trabajo. Todos en el barrio nos preguntábamos en qué trabajaba. Vestía ropas caras y siempre se le veía paseando a su perrilla. Así que la curiosidad me espoleó y le acompañé. Entró en un moderno edificio en cuyo dintel relucía "Banco de semen".

miércoles, 2 de octubre de 2013

LA GRAN CATÁSTROFE (vivimos al límite)

Política y fútbol : que si Bárcenas o Bale. La crisis y el hambre. Sí, en españa se está pasando hambre, y es una verdadera tragedia. Pero la gran hecatombe está ocurriendo lenta pero firmemente.

Recuerdo que, en mi infancia, los reportajes de fauna solían ser motivo de solaz. Ahora lo son de lágrimas. Si el tabaco no me impide alcanzar una esperanza de vida normal, veré extinguirse a cientos de especies.

He visto un par de documentales sobre morsas y osos polares, y se me ha encogido el corazón. No puedo dejar de pensar en que, en unos pocos años, éstas criaturas desapareceran porque el Ártico ya no existirá, será un océano navegable.

Uno de mis ídolos era James Lovelock, el enunciador de la teoría de Gaia. Sin embargo, en "La venganza de la Tierra", tras dar un fuerte repaso a todas las formas de destrucción del planeta que estamos realizando, desarbolar a quienes niegan el cambio climático, y anunciar que probablemente ya hemos alcanzado el PUNTO SIN RETORNO, proclama a los cuatro vientos que lo que hay que salvar es la "civilización". Y defiende la energía nuclear como única alternativa.

¿Que civilización, me pregunto yo? ¿Una civilización que está destruyendo el planeta? No tengo soluciones, sólo gritos.

Desde la revolución industrial no hemos cesado de ir cuesta abajo, arrastrando con nosotros a la maravillosa vida natural. Ahora hay hambruna incluso en los centros del capitalismo, la sociedad de consumo nos ha llevado a la ruina.

Pero es igual, si quieres contratar en abierto los canales National Geographic y decenas más, te cuesta la mitad que añadir los tres de futbol.

Así que sigamos alienados por el fichaje futbolero más caro de la historia, y por eso que llaman "política", y asistamos impasibles E IMPOTENTES, a como todos nuestros compañeros de Gaia caen victimas del llamado "progreso".

HALA MADRID !!

VISCA EL BARÇA !!

VOTA PP !!

VOTA PSOE !!

(hasta que la extinción nos lo permita)

martes, 1 de octubre de 2013

EL BLUES (y yo)

¿Porqué tantos aficionados, críticos, músicos...en un momento u otro de sus vidas han quedado atrapados en las espesas redes del blues y no han podido -ni querido- escapar ya?
Sobre mi amor por el Blues tendría que hablar de tantas cosas personales y familiares que estoy levemente confuso -lo confieso- sobre por dónde empezar. Pero para captar vuestra atención, comenzaré diciendo que en tiempos muy inmediatamente anteriores a lo que los golpistas/fascistas acabaron denominando "Guerra Civil", mi abuelo -Barcelonés- era batería y al mismo tiempo director de una orquesta de Jazz de relativa fama en la vecina Francia y que...llegó a conocer en persona a un famoso director de Big Band cuyo nombre nunca he podido averiguar, o sea que mala del todo su orquesta no debía de ser. Tenía cierta relación con el polifacético Maurice Chevalier, y era amigo íntimo (hasta el punto de irse juntos de juerga y de "chicas") del infravalorado hoy en día -al menos en España- Xavier Cugat.

Cuando yo nací mi abuelo ya estaba dedicado a sus negocios de confección, pero por casa aún había unos cuantos instrumentos de percusión, y si no los había, se inventaban, que buenos ritmos me tiene enseñado el padre de mi madre con cucharas, vasos, platos y cacerolas. Y por supuesto estaban los discos de Benny Goodman, Count Basie, Duke Ellington, Glenn Miller...
Mi relación casi telepática con mi abuelo sería más digna de un blog de psicología que de éste, pero mi madre me ha contado que, viajando en coche y con el cassette puesto, antes de que se inventaran las sillas ergonómicas éstas para bebés (más propias de un monoplaza de Formula 1 que de un vulgar automóvil familiar) el autor de este blog iba en el asiento trasero y casi al mismo tiempo de dar sus primeros pasos marcaba el ritmo de la música con sus piececitos. Desde luego el ritmo, y sobre todo los ritmos swingantes, han sido mi locura desde que recuerdo, y por eso doy mucha más importancia a crear un buen Riff y una buena Base Rítmica que al típico guitarrista que recorre el mastil 37 veces por minuto. Bueno, no es que le dé más importancia, es que lo primero lo adoro y lo segundo lo aborrezco.

Aquí no hay genética que valga, aquí tuve la inmensa fortuna de tener un abuelo que, pese a ser caucasiano absoluto, me educó en la buena música negra. Si tengo algún dia hijos y nietos y llegan a tocar en los Festivales de Cerdanyola y Donosti, entonces ya cogeremos unas muestras de tejidos para los de CSI...

Aclarada una infancia llena de swing, damos un salto en el tiempo y nos situamos en 1978. Por mi decimoprimer cumpleaños, el hijo de la amiga íntima de mi madre (que lo sigue siendo, afortunadamente) me regala una cinta de unos melenudos llamados "Status Quo". Mis neuronas literalmente se esparcen por los altavoces del radiocassette, y es que en las enciclopedias musicales, al lado de la entradilla "Boogie-Rock", figura la foto de estos tipos (y la de ZZTOP, claro). Educado en el swing y con la típica rebeldía pre-adolescente, era lógico que cayera hipnotizado ante semejante descarga de watios rímicamente anclados en lo más negroide. Y cuando aproximadamente un año después escucho en la radio a unos australianos llamados AC/DC, pues eso, con mis escasos ahorros mis dos primeros -y durante mucho tiempo únicos- discos fueron "Whatever you want" y "Highway to hell", ambos con excelsas dosis de Blues más o menos camuflados por murallas sónicas.

Con 13 ó 14 años, el profe de música (que pasaba kilos de hablarnos del barroco y nos enganchaba con lo que nos podía gustar) nos hablaba día sí día también de un grupo llamado "Led Zeppelin", hasta que uno se compra "Led Zeppelin I" y ante esos Blues larguísimos, hinóticos, fastuosos y también -porque no decirlo- sobreactuados, se le cae al suelo la mandíbula inferior. Luego llega el "Stage Struck" de Rory Gallagher, pero eso necesita su columna propia, como "Mistreated" de Deep Purple-Rainbow-Whitesnake.

Pero no todo el mundo ha tenido tantos condicionantes favorables, y sin embargo se cuentan por millones las personas del mundo entero a las que el Blues les llega hasta lo más hondo. Quizás sea cierta la afirmación tantas veces repetida de que hasta que no has sentido en tu vida la segunda acepción de "Blues" (tristeza), no lo puedes comprender. Es muy posible que en las familias Rockefeller, Rotschild, Borbón, Botín, etc, no haya ningún aficionado al Blues. Yo por lo menos, cuando me siento triste y solo, acuciado por problemas económicos, y enamorado sin correspondencia, me pongo una y otra vez el "I ain't got nothing but the Blues" (del Maestro Ellington) en cualquiera de sus infinitas versiones (por el ejemplo la del dueto de guitarra y voz de Ella Fitzgerald y Joe Pass), y me siento más acompañado, porque sé que cientos de miles de personas en el mundo entero se están sintiendo como yo.

Pero también ocurre a la inversa, te levantas de un excelente humor y pinchas el relativamente reciente CD de Walter Trout en Power-Trio, por ejemplo, y no hay pharmaton complex que supere esa brutal descarga de energía!!!

Como estudiante de ciencias puras, no puedo evitar buscarle varias explicaciones de ese palo a la fascinación con que el Blues nos cautiva: En primer lugar se trata de una música con un indudable "groove", que creo que se acompasa perfectamente al ritmo natural del corazón humano. En segundo lugar, cubre esa necesidad de descubrimiento e investigación, de curiosidad innata, que todo ser humano tiene y nos diferencia de los animales: porque, aunque aparentemente limitado en forma, en esta nuestra música puedes viajar desde la más rabiosa actualidad hasta el Delta, pasando por Chicago, Texas, New York y la Costa Oeste, Detroit (un eterno recuerdo para un grande entre los grandes, John Lee Hooker) y donde quieras, siempre descubriendo estilos y artistas que te sorprenden y excitan. Y cuanto más te metes en este mundillo, más puedes aplicar aquello de "sólo sé que no sé nada", y decir "Dios mío, tengo una colección de más de 600 CDs y aún soy un pardillo.
Y no es sólo lo que acabo de decir, es que el Blues (como el Jazz) es una música absolutamente personal: no hay 2 artistas, no ya iguales, es que yo diría que ni muy parecidos. Así como en la música comercial de hoy en día todo suena igual, y yo (quizás por mis limitaciones y un claro prejuicio y subjetividad) soy incapaz de distinguir más allá de si canta un chico o una chica, en nuestra música puedes reconocer claras diferencias, es imposible confundir a un Elmore James con un Muddy Waters o un John Mayall. Aquí prima la personalidad que cada artista le imprime a su música, incluso dentro de un mismo estilo, como puede ser el Blues Eléctrico de Texas, por citar una rama que me encanta.

El caso es que ahí sigue, con sus doce compases, una música con pasado, presente, y un futuro al que no hace ninguna falta que los critiquillos snobs le busquen posibilidades ni hablen de "estancamientos", porque esto va de "feelings", señores, no de evoluciones artificiales. Y siempre surgiran nuevos artistas con su propia voz, y nuevas bandas que basen su sonido en esta, nuestra música. El Blues no morirá nunca, porque como tampoco sabemos cuando y cómo nació exactamente...pues ya se ha convertido en una música eterna.