sábado, 30 de noviembre de 2013

Con la que está cayendo....

la verdad es que a uno se le quitan las ganas de escribir relatos alejados de la realidad. Hoy era el día de la recogida de alimentos, y contribuimos con lo que pudimos a la salida del super. Las estadísticas ya no valen para nada, la realidad social las supera día a día. El gobierno sólo entiende una palabra, y es "represión". Los políticos profesionales, al fin y al cabo, son todos de la misma estirpe y no se van a morder entre ellos. Cada vez que abro un periódico (a la TV ni me acerco) se me humedecen los lagrimales. o se me afilan los colmillos. No puedo quitar de mi cabeza la fotografía que vi hace algunas semanas en un dominical: dos hermanitos ateridos de frío que "vivían" en un vertedero en Nepal. El mayor no tendría 7 años. Tal vez el futuro que nos aguarda no ande demasiado lejos. No pretendo escribir un artículo de opinión, carezco de nociones de política o economía; aunque sé que lo que eufemísticamente llaman "democracia" no es más que una oligarquía de partidos políticos entre cuya mínima oferta los ciudadanos elegimos a ciegas. Importamos el "black friday" y exportamos científicos, el club de futbol del que simpatiza Aznar reconoce una deuda de 275 millones, y en el suplemento de fin de semana que está leyendo mi chica se anuncia un bolso de señora de 6.000 euros.
La fractura social es escandalosa, cualquiera de nosotros puede caer mañana en la exclusión más absoluta y tener como habitación un cajero automático...y a mis oídos sólo alcanza a llegar una palabra...¿Revolución?

2 comentarios:

  1. No creo que tengamos que llegar a esos estremos, pero desde luego hay que cambiar conceptos, pensamientos y actuaciones. No puede ser que el umbral de pobreza sea cada vez más alto, mientras otros nadan en oro. Soy optimista, quiero serlo, espero ver el cambio, aunque me diga mirandome a los ojos: ilusa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola San. Yo no puedo ser optimista, sólo creo en la solidaridad entre los ciudadanos de a pie, que está aumentando en estos tiempos de hambruna, eso es lo único que mantiene mi esperanza. Pero hasta que no haya una raza de políticos honrados y al servicio del pueblo no veremos la luz. Otro abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!