martes, 12 de noviembre de 2013

Lester Young, acostándome y levantándome con él...

Sólo he tenido 3 amores verdaderos en esto del Jazz: Lester, Coltrane, y Miles. Prez fue el primero, y ese amor no se olvida.

Era un hombre melancólico, la música ideal para mi estado. Las polémicas sobre si perdió o mejoró tras su estancia en el barracón de detención, y ser licenciado "con deshonor" del ejército, seguirán abiertas por siempre. A mí, la verdad, me-la-pela. No soy músico, y por tanto no puedo entender de si perdió facultades técnicas o no. Sólo sé de EMOCIÓN, y de eso va Lester sobradísimo, a lo largo y ancho de toda su genial carrera. Es absolutamente increíble, nunca hubo ni habrá nadie como él. "Yo sólo soy un músico de swing", decía, con su característica baja autoestima.

Si hay alguien por ahí que aún no se haya metido con LY, yo le recomiendo las "Aladdin Sessions" para empezar, una preferencia personal como cualquier otra:






O sino, que además andan muy baraticas, las dos cajitas de "The small group sessions"




Y POR SUPUESTO, una de las obras cumbre del Jazz, Lester y Billie, el amor imposible (cómo me gustaría ser capaz de escribir una novela sobre el tema, redios)


Hala, ahí os dejo con deberes!!

Y de paso recupero un "poema" (sic) que escribí hace un tiempo.


Se me escapan las metáforas,
intento describirlo y se atragantan las palabras
que hubieran solventado y matizado lo que siento.
Grandioso, esa pobre palabra
es todo lo que se me ocurre .
Escucho y mi mente parece despegar,
hablándose a sí misma con imágenes y símbolos.
Veo carteles de musicales de Broadway.
Tenía escritas un montón de palabras inconexas
en un pedazo de papel.
He tirado el papel pero su nombre aparecía en él.
Me encuentro de nuevo
en el mismo estado de bloqueo paralizante.
Escucho y pienso que ni siquiera oigo,
dudo de que las piernas me sostengan.
Consigo reestablecer
todas las lineas de comunicación
entre corazón y cerebro.
El placer y la incredulidad caminan de la mano
Como dijo Sherlock Homes,
una vez eliminadas todas las explicaciones imposibles,
lo que queda es la respuesta,
por improbable que pueda parecer.

La respuesta es que existió, de eso no hay duda.
Y sonaba así.
Pero eran 2 hombres,
eso lo es cualquier persona
que existe en el mundo real,
y una personalidad que crea mundos

Pobremente he intentado describir lo que sentí
la primera vez que escuché a Lester Young.

De regalo, algunos videos:


Una de sus obras maestras "Lester Leaps In"



Y el último adiós entre los amantes más trágicos de la historia del Jazz


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!