martes, 31 de diciembre de 2013

FELIZ 2014 !!!!

Os deseo un año nuevo plagado de salud y el amor de vuestros cercanos. Realmente, pensándolo bien, esto es lo único que en verdad tenemos.

SEAN MUY FELICES !!!

_________________________________________

Estábamos en el ecuador de un largo viaje de 23 horas. Nos hubiera salido más barato en avión, pero aquel era un viaje de celebración. Un eterno San Sebastián-Málaga, que sin embargo a todos nos provocaba escozores de felicidad. Mamá y Papá -se llevaban 25 años- detrás nuestro, delante el abuelo y yo. Adoraba a mi abuelo, eterna fuente de batallitas y anécdotas. Había trabajado toda su vida de camarero de cruceros, y había conocido a más celebridades de las que yo pudiera imaginar.



Aquel era nuestro viaje de tercer aniversario.



Somos una familia: padre, madre, hija y abuelo, pero realmente no lo somos, no hay hilazón de sangre entre nosotros. Nos conocimos en este mismo larguísimo recorrido, nos enamoramos todos de todos, y nos fuimos a vivir juntos y disfrutar de nuestras soledades compartidas.


lunes, 30 de diciembre de 2013

(microrelato) EL CALLEJÓN

Desconocía totalmente aquel callejon estrecho y sucio, pese a haber pasado cerca de él miles de veces. Una única farola iluminaba el pasadizo, encajonado entre muros de ladrillo viejo de color terroso.

Apestaba a basura y al humo del último coche que se aventuró por allí. Pero siempre me han atraido esos lugares ruinosos que de repente aparecen de la nada en una gran ciudad.

Recorrí la calleja entera, sintiéndome cómodo y no con miedo, desahogado y sin turbación. Cuando salí a la ciudad, a sus neones y tráfico brutal, mire a derecha e izquierda para saber dónde estaba.

Más ó menos ubicado,ví justo enfrente mío, en la otra acera, un cartel que sólo decía B&J, sobre una fachada de aspecto acogedor. Me llamo la atención. Crucé, y, como sospechaba, era un local de Blues y Jazz.

Increíblemente, aquella noche tocaba "Pinetop" Perkins, y quedaba una única entrada. Palpé mis bolsillos y tenía el dinero suficiente. Mr Perkins es historia viviente, pero él nunca sabrá lo que aquel encuentro representó para mi historia personal.

He vuelto docenas de veces al B&J, pero el callejón ya no existe. No está tapiado, simplemente allí jamás ha habido un callejón, nadie lo vió nunca

Dedicado, evidentemente, a la memoria de "Pinetop" Perkins
__________________________________________________

(si tirais para abajo hay un par de cosas nuevas)

domingo, 29 de diciembre de 2013

ELOGIO DE LOS SONIDOS SUCIOS...

RASPOSOS, HIRIENTES, RUIDOSOS, OSCUROS, CRUDOS, MORDEDORES....

 
Hoy, un día de diciembre del año dosmil y pico, de esta era que decimos cristiana, a punto de entrar en un año que aún será peor, a este milenio no lo veo esperanzado sino desorientado y confuso. Tal vez por eso escucho a Charlie Parker, que ya en los años 40 del pasado siglo sentía esa desesperanza -odio y rabia, miedo y frustración-, y sin embargo era capaz de destilarla en una de las más bellas músicas que se puedan escuchar. Oír sus discos es casi como hablar con él, sentir su aliento, tenerlo cerca soplando al oído; maravillas de la tecnología que no siempre es aborrecible. Paradojas.

¿Cuál es la música de hoy?. No me atrevo ni a pensarlo, pues mirarse al espejo siempre produce vértigo. Y tampoco deseo parecer un viejo que juzga lo que escuchan los adolescentes como simple ruido. Ese es el problema, que no es ruido, y pienso que necesitamos ruido, mucho y muy intenso, ruido de todas las formas y colores, ruido que haga estallar la campana de cristal que nos rodea en mil trocitos imposibles de componer. Necesitamos que al estar sentados en una cafetería, envueltos en un hilo musical, el café de la taza no bostece sino que hierva; que las ondas de sonido alrededor sean excitantes y poderosas, que nos despierten.

Esa amalgama de sonidos amables y perfectos de la música que se compra y se vende no es más que una estúpida pantalla para ocultar el vacío que existe detrás. No son más que pequeñas dosis de soma para una sociedad adormecida y que aún pide más somníferos para poder dormir, que no le llega con la venda y quiere el antifaz. La perfección no existe, pero nos la venden como si fuera real. Es música fácil para un mundo difícil, que hace chirriar mis engranajes y dobla los alambres de mi corazón.

No es este un momento para andarnos con tonterías, no es tiempo de felicitarnos por lo maravillosos que somos sino de bucear en lo más profundo y extraer el dolor, golpear allí donde creemos que todo está bien hasta que la capa de polvo de sueño desparezca y nos muestre la cara oculta, oscura y desagradable. Siempre hay un fondo más allá del fondo y allí debemos llegar, hasta extraer la última gota de locura de esta aparente cordura, hasta restablecer ese orden primigenio que ya ni nos atrevemos a mirar.

Pero no podemos hacerlo mientras sigamos con los buenos modales, con la música repintada y adormecida. Necesitamos una música que haga llorar los oídos y desgarrarse las neuronas, que nos haga sentir libres otra vez y despierte el sentido de la realidad del ser humano. Tienen que sonar los tambores de guerra, las guitarras aceradas, saltarnos los tonos establecidos, disonar los acordes, gritar como los animales a borde de muerte que somos para catalizar una revuelta de la especie, y volver a empezar desde el último cruce de caminos, donde perdimos el norte.

Nos hace falta más Jazz, más Free-Jazz, más músicos negros tocando acordes imposibles y haciendo sangrar sus labios y las uñas de sus dedos, y también mas Rock sucio, puro y desagradable, más Blues del delta sonando sobre chasquidos de aguja y vinilo. Somos negros, negros en la Norteamérica de mediados del siglo pasado, y estamos a punto de explotar; que tu voz lo demuestre bien alto. Sufre, grita, llora, balancéate de dolor, baila con la muerte y así podrás llevarla hasta el borde del precipicio y empujarla para siempre jamás. Pero mantén siempre la sonrisa en los labios, la mirada al frente y el orgullo de ser quien eres.

Tan ólo es necesario que las ondas de sonido vuelvan a su cauce, que vuelvan a ser una expresión de humanidad y no de cuentas corrientes. Cuando sentado en esa cafetería de antes veía la música moverse a mi alrededor en ondas suaves y amarillo pastel, echaba de menos picos y caídas, no ondas sino líneas quebradas, no amarillo sino rojo sangre. Pero eso puede volver porque aún no se ha ido, y siempre habrá quien la mantenga viva y desgañitándose. Una vez alguien me dijo, en ese instante en que los pitillos se acaban y la conversación está a punto de morir, que es fácil distinguir cuando una canción está echa desde las vísceras o desde la cabeza. La conversación no murió, los pitillos volvieron a encenderse y yo asentí. Pero, si es tan fácil: ¿porqué lo que hoy en día padecemos desde los medios de manipulación o en los bares es tan cerebral, porque parece, ya no hecho con la cabeza, sino directamente con la tarjeta Visa conectada a un chip del cerebro?. ¿Dónde está los aullidos del lobo y el rodar del alud ?. ¿Se ha perdido la esencia o sólo está escondida y agazapada, lista para saltar a morder?.

No se ha perdido, no lo quiero creer, pero nos la ocultan tras una suave manta de dóciles teclados y baterías programadas, de guitarras cristalinas y susurros demasiado limpios para un oído salvaje y por ello sensible; un oído que anhela más, que busca y necesita la plenitud.

La libertad, creo que esa es la palabra que estoy buscando, la libertad de poder crear la música, o la literatura, o la danza o la escultura que nos pida el cuerpo, sin necesidad de preocuparnos en cómo venderla, en si alguien la comprenderá o no. Alguien la comprenderá siempre, porque siempre hay un ser humano, al menos uno, que entiende a otro casi a la perfección. Y aunque no lo entienda, le gusta lo que hace sin preocuparse de si está o no de moda, de si aparece en un anuncio de televisión o en el último tugurio abierto en la noche de una ciudad perdida. Esa libertad que los medios nos roban, de la que las grandes producciones y el flujo de dinero -el arte prostituido- nos despojan día a día, es la que tenemos que recuperar con nuestros gritos. Si la sociedad reclama músicas sumisas, démosle rugidos infernales, voracidad que engendra voracidad, energía contra sometimiento, pasión frente a frío cálculo; hagamos que esa misma sociedad reclame más ruido dentro de un tiempo, cuando vea que la verdad y belleza se ocultan tras él, y que queme todos los discos amables de este mundo. Ese estallido libre, esa creación desbocada de ecos profundos, puede ser la puerta hacia un nuevo sentir, hacia otro mundo nacido de las cenizas que la música libre deje en pie. Soñar no cuesta tanto.

PARA MI CHICA

Un bosquejo de tu mirada.



Un bosquejo de tu mirada. Inasible mirada. Intento aprehender las emociones pero van demasiado veloces para mí. Son como un vaporoso y dulce olor a almendras garrapiñadas, con su leve pizca de canela.



Me siento tan perdido como vacío, caracoles sin oro trepando lento por aligustres imaginarios.



Irregular, sí, era tu cabello ondulado, en toda su negritud, a merced de la brisa marina y la sal. Firmes tus pechos, onduladas tus curvas, rizado tu vello



Así te veo en mis sueños, soñándote más bella que cuando te ibas. Despierto y estás abrazada a mí, carne contra carne. ¡Bendita realidad!

jueves, 26 de diciembre de 2013

METAL ON METAL

Hace casi 8 años vendí toda mi colección de vinilos, era todo Rock, y pensaba que en el resto de mi vida sólo escucharía Jazz y Blues. Pecado y penitencia: varios de esos vinilos los he visto por internet de segunda mano a más de 100 euros !! Afortunadamente conservé casi todos los CDs rudos como el granito gallego, y de ellos me alimento desde hace unas dos semanas. Anthrax, Megadeth, Slayer, Fear Factory, Pantera, Sepultura, Cathedral...Definitivamente los '80 y los '90 fueron una época gloriosa para el "verdadero Metal", jaja. En la década maldita no había escapatoria posible: o te ibas a moñear con los chicos de las permanentes, o te tirabas de cabeza al Thrash.

Se nos ha muerto este año Jeff Hanneman, el principal compositor de Slayer. No sé que haran el resto de los chicos, creo que deberían dejarlo...Al fin y al cabo ya han entrado en la HISTORIA DEL ROCK, su Reign in blood ya está en las enciclopedias como uno de los discos más influyentes de todos los tiempos, e incluso la poco sospechosa de Heavy "Rock de lux" lo incluyó en su lista de los 200 mejores discos de la historia. No es para todos los públicos, evidentemente, pero creo que una vez en la vida (al menos) merece la pena escuchar esa brutal descarga sónica. Una curiosa anécdota: en los ensayos previos el disco duraba 40 minutos, y al grabarlo se quedó en 30, o sea que aún lo metieron mucha más velocidad. QUE BRUTOS SON !!! y como he disfrutado las 5 veces que les he visto en directo.

Stay Tuned For More Rock&Thrash

martes, 3 de diciembre de 2013

LA LUCHA NECESARIA : por una huelga general indefinida

El aluvión de recortes y actitudes déspotas, reminiscentes de un pasado que queremos olvidar, con que el actual gobierno ha inundado estos dos cortos años de legislatura que se han hecho eternos, está exigiendo ya una respuesta salvaje. Todo el sistema de garantías del estado del bienestar se tambalea, y nadie está libre de ser la próxima víctima. Gobiernan para la troika, para la banca, y para ellos mismos. Los sindicatos del sistema responden tímidamente, pero no podemos ni debemos olvidar que se alimentan del pesebre gubernamental. Por tanto, desde este modestísimo blog me gustaría plantear la necesidad de una respuesta a bocajarro. Es hora de que el pueblo se organice de forma horizontal al margen de acomodados sindicatos y partidos "de izquierda", e iniciemos una lucha frontal contra las indignidades del PP. La situación de alarma social es ya insostenible, y tenemos derecho a luchar por lo que es nuestro y sólo nuestro. Una huelga general de duración indefinida es lo menos que se merece el fascismo que nos gobierna, al cual NO debemos dejar llegar más lejos. Parece utópico, sí, pero podemos recordar que en el Siglo XIX, en la occidental Inglaterra, había niños y niñas trabajando en las minas de carbón.
Y sí, no se me caen los anillos por llamar colaboracionistas, estúpidos, fascistas y mangantes a todos aquellos que aún hoy apoyan al PP. Para trabajadores, parados y pensionistas, un desierto como el aeropuerto de Castellón. Y para ellos todas las contabilidades "B" del mundo.

HUELGA GENERAL INDEFINIDA YA !!