martes, 11 de febrero de 2014

La Extraña Herencia

Me has dejado una herencia, sí, una herencia algo extraña, pues no se compone de dinero y valores, sino de sangre que no seca, fuego que no quiere arder, y tiestos de plantas muertas.

Ya te fuiste varias veces, pero en tus ojos leía que volvías.

Ahora no. Ahora leo que jamás volverás.

Y no sé si lo más jodido es que hubiera otro hombre, o esta maldita incomprensión.

Pasaré siglos pregúntandome ¿Porqué? ¿Porqué?

Te vas sin discusión, sin explicación, sin razón, sin nada a lo que aferrarte, o aferrarme.

"El Jueves vengo con la furgo de mi padre a por mis cosas"

No, no hace falta, quédate con el piso y todo lo que hay dentro, incluidos mis aterrados fantasmas. Dame una semana para despedirme de nuestro antiguo hogar, buscar otro sitio, y ya está.

“Pero”...dice.

¡Calla!, tu has tomado tu decisión y yo la mía. El Jueves encontrarás mis llaves en el buzón.

Un par de ropa puesto y otro par de repuesto, una zamarra y unos botas de invierno, los CDs de Zeppelin y Purple, los libros de Balzac...y nada más.

El miércoles llamo a casa de sus padres y les digo "Ya están las llaves en el buzón"

Estoy un par de noches en una pensión, y está decidido, la vida sin ella es el vacío, carece de sentido.

Así que voy por la noche al puerto con mi mochila...

y me cuelo en un barco que va a pasar ocho meses frente a las costas de Somalia. Espero que los piratas acaben con mi sufrimiento. Cobarde siempre, cobarde hasta para suicidarme.

9 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Cronista. No es fácil escribir el relato de una ruptura amorosa utilizando exclusivamente la voz de un narrador en primera persona y tú lo has hecho. A través de sus pensamientos y unas breves palabras del otro personaje, conocemos toda la historia, sus antecedentes (no era la primera vez), cómo se produce esa ruptura: sin explicaciones, sin "otro", "... sin nada a lo que aferrarte, o aferrarme.", dices. Y su determinación para acabar sin prolongar más el dolor.
    No lo cierras, dejas una puerta abierta a la desesperación, no todos la encuentran. Yo creo que no es cobardía, es, simplemente, una coartada para no tener que decidir. Un superviviente más.
    He echado de menos algún sentimiento de dolor, de desgarro de ese narrador. El monólogo suena frío y, sin embargo, se intuye que es un hombre apasionado.
    Te felicito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por participar Marta, ojalá todos los comentarios que me hacen fueran asi. Me gusta que me digas :
    "He echado de menos algún sentimiento de dolor, de desgarro de ese narrador. El monólogo suena frío" . Yo escribo con la intención de recibir críticas constructivas, y creo que tienes razón en lo que dices. Mis relatillos estan abiertos a ser mejorados, y sospecho tanto de las opiniones "megapositivas" ;-) como de las destructivas a saco.
    También agradezco la parte positiva, claro, me anima a seguir. Lo del barco es una idea, efectivamente, de puerta abierta, sé por propia experiencia que embarcar es una fantástica terapia, ayuda al olvido, ante algo tan grande y bello te sientes pequeñito, y relativizas tu dolor. El mar es curativo, ya le cantaron bellamente Alberti y Salinas.
    Un besico

    ResponderEliminar
  4. Hello! ¿Qué tal estás? Sin desmerecer en absoluto la opinión de Marta, que me parece sumamente provechosa (coincido contigo, ojalá todos los comentarios que hacemos fuesen así), tengo que decir que esa frialdad, para mi gusto, le viene bien al relato. Me explico. Estás contando una ruptura sentimental y creo que el protagonista actúa de una manera fría, tratando de conservar algo de dignidad. No hace falta que ella le deje el piso, él se marcha y le deja las llaves en el buzón. Creo que el desgarro o un derrumbamiento del personaje le restarían efectividad a lo que estamos leyendo. Imagino que, una vez que lo que era su vida ha quedado atrás, ahora que está en el barco, sí se tomará el momento para derrumbarse, para sentir ese dolor y ¿quién sabe? Para cuando aparezcan los piratas puede que haya encontrado nuevos motivos para vivir.
    Sería interesante, alguien que quiere morir y en su búsqueda de la muerte encuentra nuevas metas en la vida, sólo para descubrir que lo que tanto había deseado está a punto de cumplirse.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. JODER !!! Estais encontrando más matices en el relato de los que yo pretendía, jaja. Cuando empecé el relato sólo tenía claro que era una ruptura sin explicación, y el final en el barco. Lo demás se fue escribiendo solo, como imagino que os pasa a vosotros. Los relatillos cortos apenas los trabajo, los de varias páginas sí. A veces me trabo con el final y tardo semanas en encontrar uno que me satisfaga, y otras veces casi empiezo por un final que tengo claro.
    ¡¡ Gracias por intervenir, Mister!! ¿Que tal va la novela?

    ResponderEliminar
  6. Lo que cual demuestra una vez más la magia del arte, en la que toda aquella creación tiene infinitos puntos de vista. Uno el del que ofrece esa creación y todos los demás los de aquellos que la reciben.

    La novela está ya terminada. Falta poco para que empiece a marear a todo el mundo con ella. Ahora mismo estoy trabajando en posibles formas de promocionarla y en nuevos relatos para el blog, que lo tengo un tanto abandonado. Así pues, dentro de poco estaré al 100%.

    Gracias por el interés!

    Un abrazo y te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  7. MI GRANDÍSIMA ENHORABUENA !!! A ver si mareas tanto a alguno que te la publica. Por lo que leí en tu blog, tenía muy buen potencial, pero en estos jodidos tiempos...

    "Un tanto abandonado". Que sí hombreo, unos 8 meses, jaja

    GRACIAS POR PASARTE DE NUEVO

    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias! De todos modos, no tengo interés en que me la publiquen. No quiero estar esperando dos años para que, al final, las editoriales me digan que pasan de mi culo. Antes paso yo del suyo. Por eso me he decidido por Amazon. Yo quiero escribir y que la gente lo lea, sé que no voy a hacerme rico con esto. Aún así, a "Plato Frío" no le ha ido nada mal para ser la primera novela de alguien a quien nadie conoce. Ha vendido más de lo que yo esperaba y me ha dado muchas satisfacciones, no sólo monetarias, y yo tengo el absoluto control sobre la novela. Creo que ese es mi camino.

    Y sí, con lo de "un tanto abandonado" estaba siendo benevolente conmigo mismo. Dejar un blog ocho meses de la mano de Dios es bastante temerario, pero cuando de a conocer la nueva novela lo entenderás. No sólo he escrito un libro, hay mucho más.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto que tienes dos críticas de 4 estrellas ME ALEGRO !!!

      Eliminar

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!