miércoles, 28 de mayo de 2014

DE NIÑO TE ENGAÑARON

Andando muy lento, andando despacio, con una tristeza que no tiene fin

De niño te engañaron con un dios benévolo, que estaría a tu lado, y te ayudaría siempre

Fuiste descreyendo gracias al clero, a lo que veías de él y a lo que intuías

Y ahora, en el epicentro de un laberinto oculto, oculto para todos los ojos menos los tuyos, no descrees ¡¡ Le maldices !!

Negros los muros del laberinto

Negro el mar. Las estrellas negras. Negro ese músculo, que bombea sangre también negra

Ese dolor atroz que corroe tus entrañas desde de que ella murió, convierte en negro hasta el verano

"Nueve meses dura un duelo", y tú ya llevas 4 años

Decides comprobar si el cielo existe... las vías del tren no están demasiado lejos.

2 comentarios:

  1. No parece muy buena muerte aunque sea para comprobar si existe el cielo. Las ruedas del tren son como la máquina de picar chorizos. Mejor tumbado en la cama.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por participar, Alfredo!! He atravesado una depresión bastante severa y he escrito unos cuantos textos horribles. Por eso puse el blog en stand by. Ahora ya estoy bien, pero ando muy liado con "Podemos" y supongo que el blog se irá muriendo poco a poco. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!