lunes, 29 de septiembre de 2014

La verdad fragmentada




Conozco las causas de mi inmundicia actual, y me las niego, me las oculto, las disminuyo...para que no duelan.
A los demás las cuento fragmentarias, partidas, anécdóticas...
Nadie sabe la verdad salvo un cofre en mi interior. Cofre que apenas se abre, pero cuando lo hace, cuando lo hace... brotan relámpagos fúnebres e hirientes.
Ninguno imaginais lo tremendo de mi error.
¿No son suficientes, señor mío, 20 años de pena, por incumplir un "no iré"?
No os voy a contar la realidad, aquel "busqueite tanto", aquella frase de Cortázar, aquellos 091, aquella magia en cada fugaz instante de miradas robadas
No penseis que os lo estoy contando, ni mis mejores amigos (si es que me quedan amigos) lo saben; sólo cuento una versión cinematográfica y adulterada.

La verdad sólo la conoce el cofre
y es el cofre quien maneja mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!