viernes, 24 de abril de 2015

Manejando armas de doble filo.

Era adicto al Trankimazin. Su médico, inconsciente e imprudentemente, se lo recetaba como si de agua se tratase. Ya llevaba dos años así, y lo que en principio era una dosis de 0,25 mg. se había transformado en dos de 3. Un día en que, un viernes, mezcló alcohol y ansiolíticos, decidió pedir ayuda. Su médico estaba descartado, así que acudió a Urgencias. Le ingresaron durante dos meses. Llamó al trabajo el Lunes para decir que su hermana llevaría los partes de baja. Envió whatsapps a la docenita de los que consideraba sus mejores amigos, y recibió una solitaria respuesta. Su hermana y aquella chica, Helena, fueron sus únicas visitas en aquellas eternas 8 semanas. Nadie del trabajo llamó para interesarse, y su fortísimo carácter consiguió dos cosas: desintoxicarse, y escindir de su vida con facilidad a aquellos falsos amigos,

Helena había llegado para instalarse, siempre había habido algo implícito entre ellos, algo que por fín se explicitó.

Ahora es un hombre solitario pero feliz: en el trabajo está permanentemente escuchando música brasileira con el MP3, ni responde a los saludos esbozados. Su vida se reduce a Helena, su hermana Sonia, el novio de ella, Oscar, y las enormes caminatas de fin de semana. No toma ansiolíticos, no fuma, no bebe, y toma un solitario cafecito por las mañanas. No añora a nadie porque la falsedad siempre le repugnó. Limpio pero casi solo, cuando estaba permanentemente colocado era el alma de las fiestas, pero sólo eso, de las fiestas, no estaba en el alma de nadie. Ahora estaba en tres almas sinceras y,siendo brutalmente honesto, el resto del mundo le importaba una mierda.

4 comentarios:

  1. Shelter in the storm25 de abril de 2015, 14:42

    Es afortunado, tres es un buen promedio, el resto son los "agregados" de Facebook.

    ResponderEliminar
  2. Hace bien, pocos y bien escogidos. No hay nada más desconsolador que descubrir que un amigo solo lo es por interés e inercia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Mi padre, siempre dijo, que le sobraban dedos de una mano, para contar a sus AMIGOS, pero se sentia super orgulloso de ellos.
    Me he dado cuenta cuantos "amigos" tienen los politicos, banqueros, gente influyente, mientras tienen poder y dinero, luego oye, no se que pasa, todos desaparecen.Aunque sinceramente lo que les pase no me da pena, se lo tienen ganado.
    Un saludo grandote.

    ResponderEliminar
  4. Supongo que en este relatillo hay cierta "venganza" hacia personas que me han fallado. He sentido ese desconsuelo, Krapp, y para mi desgracia ¿o suerte? he acabado aprendiendo a pensar como Shelter y Anónimo.

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!