lunes, 28 de diciembre de 2015

ME ENCONTRÉ CON EL DIABLO EN UN CRUCE DE CARRETERAS...

...y me dijo:
-Quiero comprar quince años de tu vida...

y yo le contesté:
-¿Qué me ofreces a cambio?

me miro sonriendo y habló:
-Pide tú el precio...

no me hizo falta pensarlo:
-Te los vendo a cambio de no sufrir nunca más por un cerebro que viaja constantemente del pasado al futuro, yo quiero saber vivir el momento presente con plenitud...

me guiñó un ojo:
-Coge tu viejo vinilo de Blind Willie Johnson y que nuestras sangres se crucen sobre sus surcos, así cerraremos el pacto...

Así lo hicimos, y ya cuando se marchaba giró la cabeza diciendo:
-Por si tenías curiosidad, estabas predestinado a vivir hasta los 85 años, ahora sólo vivirás 70...

"He hecho el mejor trato de mi vida" pensé, y me reí de la paradoja. Pero sin embargo, aún le pregunté:

-¿Qué vas a hacer con esos 15 años?
-Ya los tengo apalabrados con un anciano banquero agonizante, a cambio de su alma y su dinero.


Y se marchó silbando aquel viejo Blues que hablaba de encontrarse al diablo en un cruce de carreteras...

5 comentarios:

  1. He visto esa sangre corriendo por el vinilo en ese pacto diabólico y al momento he pensado en el bueno de Lemmy Kilmister que nos abandono hace dos días recién cumplidos los 70.
    Qué tengas muy bien año, Cronista

    ResponderEliminar
  2. ¡Feliz Año, Mario! Mucha suerte y mis mejores deseos para ti en el 2016.

    Feliz Año también para ti, Krapp y enhorabuena por esas 500 entradas, tenías más que merecido un descanso pero se echaba en falta tus escritos. A ver para cuando una nueva entrada en Sinfonía Azul que con música todo se ve además de en blanco y negro, en color.

    Besos a los dos

    ResponderEliminar
  3. Siempre hay alguién más listo que uno mismo...
    He leído algunos de tus post y me quedo con tu permiso, me gusta tu humor.
    Buenas noches!

    ResponderEliminar
  4. Al final todo se reduce a nuestros deseos primarios. Mejor vivir setenta años disfrutando del presente, que perder la vida yendo hacia atrás y hacia delante aunque vivas ciento veinte.

    Me ha gustado mucho este relato, corto en el tiempo, largo en la reflexión posterior.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!