lunes, 8 de febrero de 2016

Historias desde el otro lado del espejo

El sábado me dieron el alta, he pasado un mes en el pabellón de psiquiatría, intento de suicidio en el que estuve clínicamente muerto y si no es por mi ex- no lo cuento.

Resulta que llevo 10 años diagnosticado de trastorno bipolar y es un diagnóstico erróneo, la medicación que me daban me provocaba depresiones más intensas. En mi ingreso he tenido la suerte de ser atendido por una maravillosa psiquiatra que la primera noche leyó mi historial, me entrevistó largamente, y me dijo que trastorno bipolar por los cojones. Al parecer se trata de una depresión que arrastro hace años pero que es curable. Me han dado la vuelta a toda la medicación, me han quitado la que me estaba matando, y me encuentro muy bien, por eso me han dado el alta.

La que puede liar un mal psiquiatra....