viernes, 15 de abril de 2016

(De este aprendiz de biógrafo blusero) BUKKA WHITE





Ahorita mismo estoy escuchando su disco de retorno en 1963, que ha sido editado y reeditado varias veces, bajo distintos nombres, hasta que Universal compró los derechos en 2005.

Nacido entre Houston y Aberdeen (Mississippi), en un año que oscila entre 1902 y 1909, Booker T. Washington White (Bukka es un error de transcripción de Booker), ejemplifica a la perfección al Bluesman del delta, tanto en su música (cercana a la de Charley Patton -a quien conoció en persona- y Tommy Johnson) como en su estilo de vida, violento hasta llevarle a la cárcel por disparar a un hombre en una reyerta (2 ó 3 años, entre 1937 y 1940).

Grabó poquisimas canciones antes de su "redescubrimiento", y el número de ellas es objeto de controversia. Las versiones oficiales son varias, pero en general se dice que en 1930 grabó unas cuantas canciones en estilo gospel-blues, en número no especificado, y bajo el nombre deWashington White. Las canciones no se vendieron prácticamente nada, y, en plena depresión, White se vio relegado a la pobreza, hasta que -como muchos otros bluesmen del delta - consiguió ganarse la vida como jugador de béisbol y boxeador.

En 1937 había entrado en contacto con figuras del renombre de Tampa Red y Big Bill Broonzy, lo que le llevó a grabar 2 canciones, una de la cuales fue su único éxito ("Shake 'Em on Down"), y no
pudo disfrutar de ello porque coincidió con su encarcelamiento. Al quedar en libertad, en 1940, grabó otra docena de canciones, que tampoco se vendieron, lo que le hizo desaparecer del panorama musical y se trasladó al Sur, a Memphis. Allí se casó y trabajó más de 20 años en una fábrica de armas.

La historia de su redescubrimiento tiene puntos que la hacen parecer una leyenda, pero una vez más me atendré a la "versión oficial": en 1961, en su primer álbum, Bob Dylan versioneó "Fixin' to die", y correctamente la atribuyó a Bukka White (Dylan es, aparte de un genio, una enciclopedia en todos los estilos de Folklore de los USA). Dos entusiastas californianos de Blues -John Fahey y Ed Denson- no siguieron a la mayoría, que pensó que se trataría de un artista ya muerto.

Así que investigaron lo que pudieron sobre la vida de Booker, y en 1963 enviaron una carta a "Bukka White (Old Blues Singer), c/o General Delivery, Aberdeen, Mississippi". Y, por una de esas casualidades del destino (por eso comenté lo de "leyenda"), un familiar de Bukka trabajaba en la oficina postal de Aberdeen, y re-envió la carta a White en Memphis.

El resto es la eterna historia de los artistas redescubiertos: nuevos álbumes, con algo de material nuevo y otro de viejas canciones propias, adorado por los entusiastas del Blues, inclusión en el circuíto de conciertos y festivales...Con la peculiaridad de que Bukka no había perdido facultades sino que las había ganado: tocaba la guitarra con mucha más fuerza, y su voz había ganado extraordinariamente en rudeza, aspereza y profundidad.

Hacia 1970 estaba un poco aburrido de tocar en acústico en su ya mítica National Steel Guitar, y le apetecía tocar en eléctrico y acompañado de una banda, pero viendo lo que le pasó a su -ya amigo- Dylan cuando se electrificó, decidió seguir tocando en acústico.Grabó 4 discos tras el retorno, y murió de cancer en Febrero de 1977.

Espero haberle hecho justicia a Bukka, el hombre de la National Steel.


PD : su padre era ferroviario, y le enseñó tanto a tocar la guitarra como a conducir trenes. Quizá el ferrocarril perdió a un estupendo maquinista, pero el encuentro de White con Charley Patton en los años '20 nos regaló a un genial bluesman.

domingo, 10 de abril de 2016

51 HEINEKEN JAZZALDIA




Definitivamente, me voy a mi tierra del 19 al 26 de Julio, mirad la web

 http://heinekenjazzaldia.com/


La nómina es de asustar, pero sólo por ver a DeJohnette con Ravi Coltrane yo me iba a Laponia descalzo. 

He pillado alojamiento en un albergue de 6 camas por habitación a 30 euros noche, porque en la puta ciudad más cara de españa una pensión no baja de 90. Los dos abonos para los dos escenarios que me interesan son 160 pavos, lo cual teniendo en cuenta que son cinco días resulta extraordinariamente barato (sablazo a la EU con el rollo de la capitalidad cultural). Si le sumamos los gratuitos, la media anda en 5 conciertos al día, 25 en total que me suelo chupar cuando voy.

Ahora que ya no estoy apenas medicado lo voy a disfrutar mucho más, porque ha habido años de los que la mezcla de Zyprexa+Dormodor me impide recordar absolutamente nada.

Intentaré haceros crónicas desde esa maravillosa y pija ciudad.

Me quedaré sin ver a los Who, pero ya sabemos que las posibilidades de que un meteorito te parta el craneo son infinitamente mayores que acertar a la bonoloto... ;)

jueves, 7 de abril de 2016

De vuelta al Sol, como las Lagartijas



Muchas muchas cosas han ocurrido en estos dos meses que os he tenido abandonados. La primera que me quedé sin ordenador y hasta hoy no he podido comprar el nuevo. Razón única de que os haya tenido abandonados.
La segunda que la salud va fenomenal, y desde que "oficialmente" no tengo un trastorno bipolar y me han reducido drásticamente la medicación, estoy como hace al menos 10 años que no me encontraba -de bien.
La tercera que la inspiración ha vuelto y os tengo preparados un montón de nuevos relatos, algunos con títulos tan sugerentes ;) como "el chihuahua antropófago".

Y luego hay un montón de noticias musicales increíbles, como que los Who se acercan al Azkena, que el cartel del Jazzaldi es el mejor de los últimos 10 años, que 091 han vuelto para hacer una gran gira de celebración en el 2016, y a nivel muy personal que me he reencontrado con uno de mis adorados grupos estatales, los enormes Lagartija Nick, y las prodigiosas letras de Antonio Arias. Y nervios, nervios, muchos nervios, porque todavía no se ha anunciado el Cartel del Festival de Blues de Béjar.


Muchas novedades en el frente, como veis, y ahora a seguir escribiendo.


Salud!!!!