sábado, 27 de agosto de 2016

Babeando a la luz de la luna, son las 4 y mi polla sigue muerta




Está bien construido este sitio, sí. Si me doy la vuelta entre las sabanas, mi propia flaccidez me produce asco y repugnancia, así que me levanto a fumar bajo el detector de humos y en menos de un minuto 3 pares de manos me agarran, agarrotan, atenazan y levemente golpean "sólo dolor, no rastro". Vuelta a la cama, primero arrastrando mis despojos por el pasillo atestado de enfermeras en pleno subidón de fentanilo, luego entre los cerrados y falsos jardines de pedruscos en lunas muertas y almizcle, vidrieras sin ojos para ojos sin vida. El eterno tríptico recorrido de 4 veces por noche, en el hospital sin balcones, en las puertas sin cerradura, en las batas sin alma, hasta que a las 7:45 vuelva a sonar Refuse/Resist al 9.7.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!