miércoles, 24 de agosto de 2016

Los libros de auto ayuda no valen una puta mierda



Esto de va de cuando, a los 13 o a los 50, descubres qué cojones es eso de la vida. Hay gente buena, no vendré yo a negarlo, Admito que no conozco a nadie, pero mi muestreo es todo menos significativo. Un día encontré a una sonriente y amable enfermera que parecia encantandora, así que no me sorprendió descubrir su espléndida colección de penes en formol arrancados a mordiscos. Sí, esto va de cuando un día descubres que las bolas extra se acabaron y la vida es ese montón de mierda pegajosa que resbala justo entre las primeras lluvias del cenagal y la caja de viejas casetes de Townes Van Zandt. Has pasado 20 jodidos años intentando crecer espiritualmente, tragándote la mierda de Gandhi y Louise Hay, escucuchando obsesivamente "A Love Supreme" y  recitando las meditaciones dinámicas del soplapollas de Osho, para que justo a la hora de cenar el chalado babeante de al lado te cuente la verdad: lo que hay bajo la costra del pollo no es pollo, son fibras congeladas de olanzapina concentrada, y en ellas a los locos del manicomio se les revela la verdad a las tres de la mañana si, con suerte, hay insomnio en el cierzo.


SHUT THE FUCK UP AND KILL YOUR NEIGHBOURS!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!