jueves, 25 de agosto de 2016

Los verdaderos libros de autoayuda no están en las librerias



Ahora te voy a escribir un tochazo de 637 páginas repitiendo una y otra vez, en mil maneras, cómo salí del alcohol, dejé de fumar, acabé con mis hábitos de compras compulsivas....Te lo voy a contar de forma amable, halagadora, facilona, tranquilizadora, llena de vaselina, te vas a sentir babosamente identificado, te vas a tragar el supositorio del través, y encima comprarás una y otra vez el mismo libro, con diferente título y cada vez más caro. Verás que todo es cuestión de desearlo, ni siquiera de intentarlo, ni siquiera de pelearlo, no, es suficiente con que desees algo para que el universo se asegure de que lo recibas.

Pues mira majete, que no, que todo eso es una patraña, que las cosas no funcionan así. Para salir del alcohol hace falta despertarse entre tus propios vómitos cientos de veces hasta que el último átomo de integridad humana que te quede, te haga enfrentarte a tu degradación y salir corriendo a buscar ayuda. Para dejar el tabaco tienes que verte con un respirador artificial y un médico que te diga que hay muchas posibilidades de que de ésta no salgas. Sólo dejarás de ser un comprador compulsivo cuando no puedas salir a la calle porque en tu propio barrio tengas deudas con todo el mundo. Gilipollas, despierta, quema todos tus putos libros espirituales y búscate una vida de verdad, joder, que ahí fuera las cosas están muy chungas!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!