domingo, 25 de septiembre de 2016

Un alcohólico no es un enfermo,es un vicioso y un cobarde







Antes de que los tigres de lo políticamante correcto afileis las uñas, os diré que fui alcohólico muchos años, y que los cuatro últimos años de mi vida los he pasado junto a una borracha.

Un enfermo es alguien con un mal que no puede controlar, que requiere cuidados y medicación, y del que no puede salir con un simple acto de voluntad. Un borrachuzo bebe porque quiere, porque le faltan cojones para decir "la de ayer fue la últtima".Yo lo hice, luego cualquiera puede.

La cobarde alcohólica por la que me he dejado la piel los últimos años, todos los días decía "porfi, la última". Y cuando la descubrías bebiendo te montaba unos polllos increíbles. Son seres, sobre todo COBARDES, pero también astutos, mentirosos, ladinos y MALVADOS.

Llevo mi vida entera rodeada de enfermos NO imaginarios (yo mismo) y nadie me convencerá jamás que un alcohólico no es un parasito del sistema, incapaz de echarle valor para enfrentarse a la dureza de la vida, porque sí, una Voll Damm es más asequible,. COBARDES!!!

1 comentario:

  1. Mi abuelo era alcoholico, mi padre también, y si bien me lo ocultaron en gran medida, las secuelas se perciben en la familia... Cobarde fuiste, valiente eres. Sigue adelante con la cabeza alta.

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!