viernes, 9 de diciembre de 2016

Redemption song



Como el rollo de los pelochurros nunca ne ha tirado lo más mínimo, y el asunto jarcoreta bastante más, como esta versión en concreto me trae recuerdos de un viejo amigo que tanto Hard-Core me descubrió, y no la bostezona del marley, la he decidido incluir para ilutrar mi particular redención.

Una redención que comenzó químicamente, cuando a raíz del último ingreso me prescribieron Topamax y Sinogan.
Que continuó personalmente, cuando decidí dar el portazo a la alcohólica que había arruinado mis últimos 4 años.
Que prosiguió cinematográficamante, con las trilogías de "El Hobbit" y "EL Señor de los anillos", de donde recuperé la importancia del concepto de "viaje".
Que llegó al concepto puro de "redención" cuando descubrí que Nerea y yo no teníamos nada que perdonarmos, y que siempre la amaría.
Que se ha confirmado al recuperar a viejas amistades, a esas de toda la vida, y descubrir el engaño y la falsedad, el interés que traslucían los ojos de algunas recientes que yo consideraba sinceras.

Espero que la vida aún nos dé tiempo a Nerea y a mi de un largo y prolongado beso y un "te quiero" mirándonos a los ojos a la luz de la luna llena,

1 comentario:

  1. Que tus deseos, se cumplan..y que seas plenamente feliz.
    !!!YA VA SIENDO HORA!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!