sábado, 25 de febrero de 2017

Ojalá pudiera embotellar todo lo que siento

para destilar lo maravilloso que es cada momento de vida. Hoy han caído dos buenas películas (El náufrago y El vuelo), dos buenos discos de Red Garland (Alone with the blues y Rojo), unos pequeños paseítos, unas charlas con mi  madre...Ayer dormí con la luz encendida sin enterarme, había visto anochecer desde el puerto, del cual subí en el autobus en el juego de las miradas con una chica un poco más joven que yo, guapa, delgada, y de buenos pechos y dulce olor. No anda uno para compromisos, pero si para disfrutar de no estar dormido: os habéis fijado que en los sueños no huele?

1 comentario:

  1. Algunos tenemos tanta mala suerte que perdemos hasta en el juego de las miradas...

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!