jueves, 2 de marzo de 2017

Zona de conflicto



Yo me crié en una zona de conflicto: la Euskal-Herria de la década de 1980. Ocupación policial española o guerra civil, nunca el viejo mantra de ETA son mu mu malos y la policía va a salvar a los vascos buenos (mientras hacen un dinerillo con jaco,costo y tabaco de contrabando, eso sí, que se lo han ganao)

Pero no vengo a hablar de aquel viejo conflicto salvo para situar al despistado -que ya me crié en uno. Hoy vengo a hablar del nuevo conflicto, que en mi opinión no son tanto el interminable cinturón de guerras y refugiados (terrible y abominable) ni la próxima locura que se le pueda ocurrir a Trump (tener a un psicópata malnacido como presidente del mundo tiene lo suyo). No, el conflicto está en casa y son los trabajadores y trabajadoras que cobran 400 euros al mes con contratos de mierda y que ya pertenecen a las bolsas de pobreza quienes son víctimas de conflicto. Son los sindicatos y partidos políticos (TODOS SIN EXCLUSIÓN) quienes, al menos, son cómplices de los responsables del conflicto, son abogados y jueces los que miran para otra parte, son medios de comunicación los que nos intoxican con fútbol y cotilleos del corazón y YA NO SABEMOS quien es el dueño de la bota que nos pisa, porque uno no sabe si mirar a Bankia, a Inditex, a Apple, a Bildelbergh o esperar a que Iker Jimenez nos lo explique.

¿Os acordais de los mileuristas? Joder, yo soy mileurista!!!! y vivo como un potentado, puedo pagar todas las facturas, comer sanamente, comprarme ropa, algún disco, alguna peli, algún libro, e incluso ahorrar....Cuando a mis conocidos veinteañeros les cuento mi situación, les hablo de que en los 1990-2006 no había miedo -sólo un miedo lógico- a perder el trabajo...no me creen, no entra en su cabeza, es como si les hablara de vida en Júpiter.

Ya poniéndome estupendo, y aprovechando lo reciente del aniversario del 23-F, gran parte de esta situación se la debemos a la herencia del difuntísimo Francisco Franco, cuyo golpe de estado dejó un país desierto de artistas y científicos, y no, Almodovar no es Picasso, Buñuel, Machado, Lorca, Miguel Hernández, Salinas... Y nuestros mejores científicos siguen en el extranjero. Y el modelo económico sigue siendo el ladrillo y el turismo, cuando cualquiera sabe que la riqueza está en el I+D+i y en la Industria. ¿Transición? Mismas caras y mismo sistema económico, un exitazo, claro, el único objetivo era que vascos y catalanes no tocaran demasiado los cojones, y ni eso consiguieron.

Motivos para luchar los hay, pero de esta generación de porreros internautas ya hablé en otra columna, y puedo comprender que están demasiado jodidos buscando trabajo, pero alguien les tiene que decir que su alcohol y sus drogas sólo le hacen el juego al sistema, y no seré yo, me juego un ingreso psiquiatrico de por vida sin permisos ni visitas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por colaborar a que esto mejore :-) Sois tod@s muy bien recibid@s. SALUD!!